domingo, 7 de septiembre de 2008

Seminarista

Seminarista

Tú que por designio del Creador Eterno
has sido elegido de entre tantos de esos
hombres que caminan hacia el Dios Eterno
sufriste el rechazo, igual que el maestro,
que sigues a ciegas por ese sendero.

Tú que ya no eres propiamente laico
ni aún perteneces al sagrado clero
eres caminante del camino incierto
que es el resultado de un presentimiento
de un carbón fogoso que te enciende el pecho

Tú seminarista, que te abres camino,
muy a pesar suyo, por ese sendero
y aumentan tus dudas al irlo siguiendo
pues solo al final sabrás si lo era
destino seguro de designio eterno.

Que tienes mil dudas, eso lo comprendo,
Que fuiste llamado, sabes bien adentro
Sigue tú camino, prudente y sincero
Que aquí estaré yo atento y despierto
Orando por ti al Creador Eterno
Para que ilumine tú camino incierto.

17 de Noviembre de 2000
del Libro "A Fernanda" por Aníbal Luis Puricelli Pinel Ed. Miradas Segunda edición: Octubre 2005